La automoción ante el reto del coche eléctrico

Los fabricantes de coches se enfrentan a la obligación de reducir sus emisiones de gases un 35% para el 2030, objetivo marcado por la UE. En la actualidad, en España solo se fabrican cuatro eléctricos (Citroën Berlingo, Nissan NV200, Renault Twizzy y Peugeot Partner) y uno híbrido (Ford Mondeo). Para 2020, el sector espera pasar de los cinco actuales a 13, de los cuales nueve serían eléctricos y cuatro híbridos.

 

Según el diario Cinco Días, Seat presentará en 2019 un Seat León híbrido y habrá un modelo eléctrico en 2020, pero se fabricará en Zwickau, Alemania. En Ford sería el Kuga, que se fabrica en Almussafes, Valencia. PSA apostará por tres modelos eléctricos para 2020: el Peugeot V20 (se hará en Vigo), el Opel Corsa (Figueruelas) y “un eléctrico” para el periodo 2020-21 que se fabricará en Madrid.

Renault lanzará las versiones híbridas del Captur y el Mégane para 2020, que se fabrican en Valladolid y en Palencia. El Twizy, por su parte, el biplaza eléctrico que se hace en la planta vallisoletana, se empezará a fabricar en Corea del Sur en el primer trimestre de 2019. En ese mismo año, Mercedes empezará a comercializar la furgoneta Vito (hecha en Vitoria) y fuentes del sector cuentan que para el 2020 pueda haber una versión eléctrica

Previsiones de ventas

Las previsiones de ventas del coche eléctrico, que manejan las grandes marcas en los casos más optimistas, son de un 25% en 2023 y un 50% en 2040. Por lo que será necesario apoyarse durante años en tecnologías bajas en emisiones.

El Gobierno aprobó una moratoria hasta el 2021 entre la antigua normativa de emisiones NEDC y la nueva WLTP, más exigente y que tiene en cuenta situaciones de conducción real.

Por otro lado, a principios de octubre, se puso fin a la figura del gestor de carga, factor considerado clave para poder desarrollar la movilidad electrificada.

Infraestructura

España solo tiene 200 puntos de carga rápida, según cifras de Aedive, la Asociación para el Desarrollo del Vehículo Eléctrico. Pero, según su presidente, Arturo Pérez, lo que realmente se necesita impulsar es el desarrollo de puntos vinculados, es decir, aquellos que hay en el hogar. “Pero también sabemos que la mayoría aparca en la calle, por eso se están buscando alternativas como la instalación de puntos de carga en párkings por los que pagar una cuota mensual. Así se podría tener la plaza y un punto de repostaje para tu coche durante la noche”, explica Pérez a Cinco Días.

Fábricas de baterías. Algo que remarcó Bruselas es que faltan fábricas de baterías en la UE. “Con una o dos plantas en España se daría un gran impulso a la industria”, dice Pérez, Aedive prevé que 2018 cierre con 50.000 coches eléctricos en circulación.

Bookmark the permalink.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *